Foto:
Facebook: NeysaBlayMusic

Karla Figueroa
@LaKarlaFigueroa

Cada vez que veo a una mujer con las gafas bien puestas y un abrigo gigante de color imponente, sé que se trata de una mujer segura, con actitud y con una rockstar en el corazón. Y así mismo entró Neysa Blay al coffee shop en que nos encontramos en West Hollywood, California.

Pedimos nuestro café gringo a precio exagerado y nos sentamos a conversar sobre su música y su más reciente single, “Destrúyeme”. Pero es de conocimiento público que si dos boricuas se acomodan para conversar, la cosa va para largo y se habla de todo un poco.

Neysa Blay, original de Cabo Rojo, contó que desde temprana edad la música ha estado en su vida. “Empecé a tocar guitarra desde bien chamaquita, y cuando tenía 16 años descubrí que podía tocar covers en barras. Así que estuve pal de años dando bandazos en Puerto Rico… y de ahí, poco a poco fue creciendo mi afinidad por el performance. Entonces me mudo para Miami y voy hasta donde Marthin Chan, así con mi carita, y le digo: ‘yo quiero hacer un disco’”.

Chan es el dueño del sello disquero Afónico Music, del cual forma parte Neysa, junto a un grupo de artistas independientes.

Entre sorbos de café, la también compositora dijo a PELEA que fue en 2012 cuando llegó a Florida con sus maletas y esas ganas que todos tenemos cuando cruzamos el charco. Estudió Empresas mientras coqueteaba con la música, pero en el proceso llegaron las preguntas. “Dije: realmente quiero dedicarme a la música, ¿qué estoy esperando? ¿qué estoy haciendo con mi vida? Está bien, estaba estudiando, pero no me sentía autorealizada. Sentía que estaba cumpliendo con mis responsabilidades, pero no me sentía completa”.

Y es que la responsabilidad y la pasión no siempre van de la mano. Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa, dicen por ahí. Debe ser por eso que Neysa confiesa que “estaba irritable. Emocionalmente estaba bien irritable y super infeliz, y no sabía qué era. Me di cuenta que gran parte de mi vida como mujer no se estaba sintiendo realizada, y eso me dio muchísimo miedo. Me dio miedo el llegar a un punto de mi vida en el que me sintiera infeliz. No quería mirar atrás y decir: ‘tuve buenas oportunidades y no hice nada’”.

“El entrar de lleno a la música fue una batalla interna con mis expectativas como mujer puertorriqueña, y lo que yo quería hacer. Además, cuando uno toma decisiones para uno, siempre alguien termina molesto o decepcionado. Pero luego de que pude identificar esos miedos, tomé la decisión exteriorizada: esto es lo que voy a hacer”.

Sin embargo, el haber estudiado Empresas, ha sido asset en su carrera. No solo porque todos debemos saber un poquito de negocios y empresarismo, sino porque le “da el sentido de urgencia y de organización. Sé cómo moverme desde un punto de vista estratégico y realista. Le añade un elemento importante a lo creativo, que ya existía”.

Pero hablemos de su música porque a eso es a lo que vinimos… En los últimos años, Neysa Blay le metido candela al estudio, y está lista para lanzar lo que será su EP.

“Mi música… *suspiro*  Gran parte de las canciones del disco las escribí yo, a excepción de dos canciones. Mi estilo de escribir es honesto… Trato de ser lo más honesta posible, vulnerable y sin pelos en la lengua sobre qué es lo que estoy pasando. Hablo de mis inseguridades como mujer, en el amor, en la vida, mis inseguridades conmigo misma. Me gusta hablar sobre lo que estoy pasando en ese preciso momento sin ningún tipo de censura en cuestión de vulnerabilidad, lo cual me da muchísimo miedo, porque es como que, ‘esta soy yo’. Hay gente que le va a gustar, y hay gente a la que no le va a gustar. Pero poner tus inseguridades allá afuera, de una manera tan reveladora, es como enseñar un poquito de más”.

La cantautora agregó: “Pero, ¿por qué no hacerlo? Si voy a hacer música, le tengo que meter las ganas que merece, y si no lo estoy haciendo vulnerable y genuino, pues, ¿cuál es el punto?”

Neysa Blay se estrenó con el tema “Ojos De Diamante”, escrita por Chago Menas (de la banda Índigo). “Fue una conexión instantánea porque realmente es una canción bien tierna, es dulce, es bien bonita. Presenta una parte del amor con la que yo creo que todos nos podemos identificar: cuando todo es rosita y quieres ver a la persona todo el tiempo… y aquí se presenta ese momento tan bonito de una manera tan sensible, que me enamoré de la canción”.

Pero este mes Neysa se guardó el enamoramiento en el bolsillo, y le cantó al otro lado del amor, a ese que a veces nos deja en pedazos. Explicó que “Destrúyeme” es un tema especial para ella, pues representa la primera canción que lanza que es de su total autoría: “Es super nerve wracking porque, again, me siento super vulnerable y bien transparente”.

“Después de ‘Ojos de diamante’, ‘Destrúyeme’ es como para darte una bofetá. Cambiarlo todo sorpresivamente. Es más movida, más intensa, más sensual, más agresiva. Es una canción sobre una conquista, y es bien explicita en el sentido de que lo que pasó fue bien sencillo: me enchulé, no sabía cómo explicarlo o como decir: ‘mano, te quiero ahora’”

Pero la pendejá va más allá. Neysa, quien en conversación es tan sincera y transparente como en sus canciones, contó que escribió este tema cuando comenzó a conocer a una persona: “Me imaginé como si estuviera de frente y dije: ‘Ven y destrúyeme, te llevo esperando hace tiempo’. Todo me salió rápido. La canción se quedó ahí. El amorío terminó destruyéndome, como lo pedí”.

“Vuelvo al estudio a trabajar esta canción, pero ya la relación había terminado. Estaba destruída, en una depresión terrible, y tengo que escuchar esta canción que escribí para un enchule brutal… Pero ya no la sentía. Así que volvimos a la producción, tuve que volver a grabar mis vocales, y grabar fue bien intenso para mí porque tenía que meterle y recién habíamos terminado… Fue un momento bien emotivo y quedó ahí plasmado, y la magia de eso para mí es impresionante. Como un momento tan doloroso y un momento tan alegre se combinan, y termina saliendo esta canción”, añadió con la misma pasión con la que toda mujer habla de una relación que vivió, sintió y la cambió.

“Destrúyeme” es también muestra de que la música ayuda a sanarlo todo. “Todo eso se hace canción”, dice Neysa, quien confiesa que le gustaría colaborar con la cantautora puertorriqueña Lisbeth Román.

“Siento que cuando, constantemente, enfrentas un proceso traumático, se tiende a suavizar tu reacción hacia ello. Si yo estoy revisitando ese rompimiento y ese proceso constantemente, la primera impresión siempre es como la más dramática, y poco a poco se va suavizando hasta que tú asimilas lo que pasó y aceptas el proceso. Es como que tener que revisitar la canción tantas veces me ayudó a sanar; me ayuda a sanar”, agregó, y adelantó que su próximo sencillo estará en la calle en el verano.

Asimismo, Neysa explicó también que luego de lanzar un single tan emocional como ese, sus palabras dejan de ser de ella para ser de todos: “Siento que la canción ya no es mía, ahora es para el que la necesite”.

En cuanto al EP, nos adelantó que ya está listo y poco a poco podremos ir escuchando los sencillos que lo componen. “Lo que quiero es sacar música, viajar, tener presentaciones… seguir metiéndole”, agregó con unas ganas de comerse al mundo que se ven desde lejos.

Por otra parte, Neysa Blay ya está acicalando la botas que se va a poner cuando se suba en los escenarios de Nueva York (LAMC), México, Argentina y Uruguay. Además, cuenta que le enorgullece saber que representa a la mujer puertorriqueña en cada ciudad que visita.

“Cuando miro hacia atrás, miro a las mujeres que me inspiraban, y me dan ganas de ser eso para las que vengan detrás. To be the role model you wanted to have. Me enorgullece muchísimo ser puertorriqueña, porque mi puertorriqueñidad está bien ligada a mi identidad y todo lo que hago. Para mí es un honor bien grande el tirarme a la calle a diferentes lugares bien lejos de casa y decir: I’m here, I’m Puerto Rican, and I’m proud”.

Por otra parte, como boricuas es imposible que no hablemos un poquito de la alta en asesinatos que vive nuestra joya caribeña. “Los asesinatos que han habido son dolorosos. Y lo más que me duele es la inacción gubernamental. Y hay falta de educación, eso es lo más que necesitamos en Puerto Rico: Educación de Perspectiva de Género. Esto es importante para todos porque la masculinidad tóxica nos hiere a todos por igual, incluso a nosotras las mujeres, porque yo misma me he encontrado con unas tendencias macharranas que digo “no”, pero es lo único que conocemos”.

Añadió también que “hay un movimiento bien bonito, colectivos de mujeres en Puerto Rico que a pesar de que el mainstream media no le da atención, están haciendo una labor increíble desde un punto de vista social, educativo Y con comunidades, a través del arte. Incluso, en la música, hay muchas mujeres en la escena independiente que le están metiendo sólido, y para mí es inspirador saber que formo parte del ago que se está moviendo, que llega a masas, y que tiene unas consecuencias positivas”.

Finalmente, a todos eso que aún están entre la espada y la pared (o entre dedicarse a la música o no), Neysa Blay les dice: “Tírate de pecho. Lo más difícil para mí no fue cultivar el arte, si no que fue esa decisión interna de creérmela y saber que yo era lo suficientemente buena como para merecer una oportunidad. Tener sensibilidad conmigo mismo. Así que yo le digo a la gente que se tire. Si es lo que quieres hacer, y es lo que te dice tu instinto, tírate sin miedo, y que todas las desiciones que tomes sean para llegar a tu meta”

Karla Figueroa
@LaKarlaFigueroa

Karla Figueroa

I’ve been interviewing independent & underground Latino musicians since I graduated from The Ohio State University in 2012. I do it because I don’t sing nor rap and I wish I could. I do it because I’m obsessed with Latino Culture. I do it because writing about musicians is my way of art. I do it because everyone has a story but specially artists. And I do it because, hello! I love music and through this I get to discover the best sounds ever! I'm also very involved in the MMA and Boxing industry in L.A., where I help organize fights. Oh, and I created PELEA 🤘🏽