Foto:
@makeyoulookgood_

Los Ángeles te pone el cuero duro. Más que a vivir, esta ciudad te enseña a sobrevivir.

Sí, puedes venir a visitar, quedarte en las áreas bonitas y tomarte tu foto frente a las letras de Hollywood. Pero cuando se pasa una vida en California, aprendes cómo hablarle a la policía, en qué momento taparte un poco los tatuajes y agarras la costumbre de bajar el volumen del radio si estás escuchando música en español muy cerca de la autoridad. Con el tiempo aprendes que hay lugares en los que el tener una camisa roja o azul puede ser un problema, y memorizas muy bien qué calles debes evitar.

Esa supervivencia se refleja en las barras de los más influyentes del West Coast: Snoop Dogg, Ice Cube, Dr. Dre, Eazy-E, Tupac Shakur (miembro de N.W.A.) y Kendrick Lamar, entre muchos otros. Pero también se refleja en los raperos jóvenes. Los que están empezando. Se refleja porque la vida en áreas como South Central no ha cambiado con el tiempo. La música de Mac Dre, Warren G y Nate Dogg sigue siendo relevante.

Aunque, no se confunda, sí hay una diferencia: los latinos también quieren ser escuchados. El struggle en las calles no es solo de algunos, es de todos. Así que ahora en South Central no solo se escuchan las historias de la comunidad negra, sino que también se cuenta la historia de esos latinos que enfrentan otros (o los mismo) demonios.

“Acá pasamos cosas que mucha gente no entiende, and I’m first generation. Mi mamá vino acá as an immigrant. So, I’m first generation. I’m learning all this stuff without my dad. It’s like, I’m learning everything on my own pretty much, you know? And with the help of my brothers and friends. But other than that, we learn what streets we can’t go to, we learn what people we can’t talk to, aprendemos cómo hablarle a la policía on our own after they held us at gunpoint, you know? Porque primero our moms nos dicen: ‘no te dejes’. Y for the first couple years no nos dejábamos y los jodíamos. La police nos paraba, we’ll talk back and, boom, handcuffs in the back. We didn’t know better. No sabíamos mejor. But now we know, and I just want to save lives. Quiero motivar al siguiente latino que sale de Los Ángeles… just to open minds”.

Esa es la meta de Feefa, un rapero salvadoreño nacido en Los Ángeles, que nos recibió en su estudio en South Central para enseñarnos qué es lo que está cocinando el corrillo de latinos del West Coast.

@makeyoulookgood_

Pero contemos las cosas como se supone: en orden.

Escuché de Feefa a través de un amigo salvadoreño. Después volví a escuchar su nombre en una conversación que escuchaba como quien no quiere la cosa. Me monté en mi carro, busqué su música y, en efecto, me encontré con algo que refleja lo que es Los Ángeles para los latinos: hip hop del oeste con pinceladas de reggaetón y una jerga tan bilingüe que hacen del Spanglish un idioma oficial.

Así las cosas —y dándole fast forward a esto por eso de que el attention span de ustedes es más grande para los memes que para los buenos escritos—, Feefa nos recibió en su casa en South Central y entre música, porros y una cruz con bandana azul en la acera, nos contó su historia. 

@makeyoulookgood_

Feefa lanzó su primero álbum el año pasado, titulado “Estilo de vida”, y ahora, junto a su clica, trabaja lo que será su segundo proyecto, el cual sale a la calle en abril, de la mano de Cypres Moreno, y para el cual ya se han escrito unas 25 canciones.

¿El proyecto nuevo mío? I call it a risk taker. It’s a risk. Nosotros, la base latina de Los Ángeles, estamos comenzando un nuevo sonido. It’s a risk. A una gente le va a gustar, a otros no, pero yo sé el propósito que tiene mi sonido y el mensaje que quiero dar. Va a ser mundial”, comenzó diciendo el también compositor mientras se sentaba en el counter de la cocina. Continuó: “Mi nuevo proyecto es sobre todas las experiencias que he pasado con los policías, las pandillas, los que me han robado, y cómo hemos superado todas estas cosas”.

@makeyoulookgood_

El propósito de mi música es la unión”. “¿De los latinos?”, preguntamos; “No, de la gente”, enfatizó el músico. Luego explicó que “ahorita, en el estado que estamos en cuanto a lo político, aunque no me quiero meter mucho en la política, I feel like we deserve that peace. We deserve to be next to a different culture and say: ‘I love this’”.

Pero la música no llegó a su vida de un día para el otro. Feefaa contó a PELEA que, a los cinco años, su madre lo ponía ponía a cantar en la iglesia. “Me recuerdo un poco. Pero ella me dice que a los cinco años, con el cassette, escuchaba la canción, le daba vuelta con la pista, y boom, I’ll learn it, y que me quedaba ahí por horas. Ella dice que me enseñó como dos veces, y que después me quedaba todo el día aprendiendo, y además cantaba en la iglesia. So she put that in me since i was little”.

@makeyoulookgood_

“Pero también jugaba fútbol. So, lo que pasó es que me enamoré más del fútbol. Porque en Los Ángeles casi no hay salida de música latina. Nunca había salida de música latina. Igual que con el futbol, aquí no había futuro. La MLS (Major League Soccer) comenzó como en el 93, pero ya para ese tiempo we didn’t have hope. Jugábamos pero solo de puro fun o porque los padres querían quitarnos de las cosas de la calle, pero nunca jugamos con un futuro de, okay, we can be pros, porque no había nada. Igual con la música, no había nada así [Latino] en Los Ángeles, era solo en Miami y Puerto Rico. Y costaba porque uno decía, damn, yo quiero representar a Los Ángeles, ¿por qué tengo que ir a Puerto Rico para hacerlo. I was like, damn, yo quiero comenzar algo acá”.

@makeyoulookgood_

Feefa, quien aún está en sus veintitantos y dice que su meta es lograr hacer películas que reflejen “la inmigración, el racismo y todo lo que peleamos en Los Ángeles”, contó además que en high school “hacía freestyles con los amigos. Los jodía y les decía: ‘Yo, I’m gonna start rapping’. Y después de eso me comencé a unir con unos amigos que se metían en la música, Un día me tiraron en el booth y yo ofrecí escribir porque, I used to write poems, I used to be good at writing. No me gradué, pero en la escuela era bueno para escribir y con los números. Las únicas dos cosas en las que era bueno”.

“Me había lastimado la espalda jugando fútbol, no tenía salida y me sentía que no sabía qué hacer. Una amiga me dijo: ‘Dude, tú sabes cómo escribir, por qué no escribes música or just start writing poems’. And i was like ‘alright’. So I started writing poems, y de ahí I was like ‘wow, I’m really good’. You get me? Y después cuando saqué unos instrumentales de J Dilla del Internet, y empecé a escribir con los beats, I was like: shit, now I’m on beat”.

@makeyoulookgood_

Para ese entonces, Feefa tenía 21 años, y aunque suena bonito pensar que estaba en su casa pasando el dolor de espalda mientras escribía poesía, la realidad es que las calles de South Central también estaban haciendo su trabajo.

Meanwhile, I was doing like… I was into some street stuff, you know? Something I don’t like talking about, but I bring it up because people gotta know my background. So I was into some LA street stuff. Pero la visión siempre estaba en la música. It was always in the back of my mind. We were doing us, but I was just like: this ain’t it”.

@makeyoulookgood_

Paseándonos entre español e inglés como mismo lo hace en sus canciones, y dándose una cachá del porro por eso de que estamos entrando en temas de esos que a nadie le gusta hablar, Feefa nos dijo que pasaron muchas cosas que le abrieron los ojos. “I started thinking: Is it worth 30 years of my life? And I had my son, y eso me cambió. I was like, pierdo 30 años de mi vida, o hago un cambio; pierdo todo lo que tengo y comienzo algo nuevo, algo fresco. Y con la fe de Dios y el apoyo de familia, eso es bien poderoso, y yes, salimos adelante… La música me ha cambiado la vida completa”.

@makeyoulookgood_

Pero el que la música te cambie la vida, no significa que se acaban las complicaciones. Porque, no nos llamemos engaño, las situaciones raciales se trasladan al arte. Y la realidad es que en Los Ángeles (y en Estados Unidos) el hip hop es liderado por la comunidad negra, mientras que el reggaetón es de los latinos, pero no de los latinos nacidos aquí. El latino que nace en esta ciudad y se cría en South Central enfrenta un clash cultural: no es negro suficiente para cantar hip hop, aunque vive los mismos prejuicios; ni es latino suficiente para cantar reggaetón, porque, hello, ¿dónde está tú español?

“Yo empecé a hacer música en inglés. Pero acá en Los Ángeles está esa cosa de que rápido te dicen que te crees moreno. You know? Siempre había esa cosa: se cree moreno o se cree puertorriqueño. So I was like, how can i fit in the middle? Somos latinos, pero la cultura es diferente, el lenguaje es diferente, como hablamos, todo es bien diferente. Somos iguales, pero diferentes. ¿Cómo puedo representar algo que pueda decir que soy yo, que puede conectar con los de hip hop y los de reggaetón? I was like fuck it, bilingual, si ya de por sí hablamos así”.

@makeyoulookgood_

Desde ahí, el resto se cuenta solo. Su primer single se tituló “Envidia”, “que era bilingual trap, y nadie estaba haciendo eso. Nadie. Eso fue en 2017. En enero. Y esa fue la primera canción y video que saqué. I didn’t settle. Llevaba como ocho años haciendo música, pero no quería sacar nada hasta que tuviera algo que representara mi identidad. This is my I.D. La gente me va a recordar. Cuando escuchen mi voz y sonido, van a decir: That’s Feefa. Por eso me enfoqué  en todos los sonidos”.

“Cuando saqué ‘Envidia’ fue lo mismo. Gente diciendo ‘se cree negro, eso es música de negro, mejor que se ponga a hacer una de cumbia, mejor que se ponga a hacer una de salsa, esta es música basura, estos artistas son unos cholos, por los tatuajes’. I was getting criticized. Pero I was okay with it. Crecer aquí en Los Ángeles me preparó para eso porque me dio la piel más dura. It gave me thick skin. Así somos acá. Los morenos nos hacían burla y nosotros le hacíamos burla a ellos. Nos enojábamos, y después de eso nos sentábamos and we were like ‘bro, I’m just mad porque me pasó esto, y mi mamá está pasando por esto’ and I was like ‘yo, yo estoy pasando por lo mismo’. Oh, ¿No quieres ir a tu casa? Come over to my house, we have some food. Es una conexión… es algo tan mágico cuando la gente se une, y eso es lo que quiero hacer”.

@makeyoulookgood_

Y así, desde el lanzamiento de ‘Envidia’ la cosa ha seguido viento en popa. “De ahí no he parado. Saqué esa canción. Primero lo hice con Sound Cloud, a ver si le gustaba a la gente. Y miré que comenzaban a repost con comentarios like: yo, this dude is doing different. Se les hizo grande a ellos porque estaba el español y el inglés, y nadie estaba haciendo bilingual trap… And i was like fuck it, let’s shoot a video. Me junté con mis amigos, we shoot the video, y de ahí, you know, the rest is history”.

“Después de ahí comencé like necesito un movimiento detrás de la música. What’s gonna represent me? What’s my movement? So, el deporte del fútbol es bien universal y conecta a la gente. Mi nombre es Feefa, y lo agarré porque era el único latino que jugaba el juego FIFA acá en en mi neighborhood. Yo era el único latino porque mi neighbor es moreno, y los de acá son morenos. Ellos jugaban basketball y fútbol. Cuando veníamos acá to smoke weed, me dicen: ‘yo what the fuck is that’, and I was like: ‘dude, it’s FIFA, it’s soccer’. Y me dicen: ‘man, that shit looks dope, teach me’, y después de ahí, no te miento, tenía toda la sala llena. Hasta mi mom se asustaba y decía: ‘Ay hijo, y estos quien son con los tatuajes en la cara, nos van a robar, se metieron dos más’. And i was like: ‘mom, they are good’. Y después de ahí agarré el nombre. Además, siempre me ha gustado a mí futbol. Cuando veo la alegría que le trae el futbol a la gente, eso es lo que yo quiero con la música mía. So i was like, let’s unite those two”.

@makeyoulookgood_

Feefa, quien dice que artistas como Dr. Dre, Daddy Yankee y Kanye West han servido como influencia para su música, considera que es importante que se conozca la historia de los latinos en Los Angeles. “Más ahorita que nunca porque ahora está viviendo mucha gente acá a Los Ángeles para agarrar fama o, como dicen, clout. Pero hay muchas historias que no se han hablado de la gente latina en Los Ángeles… Lo que me inspiró es que conocí a un amigo de Virginia, una gente bien honesta, estaba en el estudio, y me dice: ‘Dude, en toda mi vida, en los 27 años que he vivido’, tú eres el segundo latino con el que he hablado, que he conocido’. Me dice que cuando se mudó a Los Ángeles fue cuando miró a los primeros latinos. So that opened up my mind even more. I was like yo, we have such a strong influence on people in LA, why aren’t we talking about it?

@makeyoulookgood_

Por otra parte, hay una realidad. Y es que no importa si naces en Estados Unidos, el que nace de padres latino, sabe que la familia es importante y que va primero. Es por eso que para Feefa el tener el apoyo de los suyos era importante. Sin embargo, el proceso no fue fácil: “Cuando les dije que quería hacer música, todos me decían: ‘No, vete a agarrar un trabajo, es más seguro, necesitas el dinero seguro’. Because that’s their own fear, eso fue lo que ellos (nuestros padres) aprendieron cuando vinieron. Pero la generación ha cambiado tanto. Y lo que nos han enseñado a nosotros, the first generation, no es lo que ellos saben. We learned a lot. We fought a lot… Pero eso son cosas que we all fight. We can all relate. We all fought our parents”.

Yo peleaba con mi mamá, me decía: ’Es que la gente me dice que ese trabajo es de huevón y que la gente piensa que solo andas baboseando, y fumando y tomando’. And I was like: ‘Alright, speak your mind. Háblale. Imma let you be. You’re the mom, I get it’. Pero as soon as I played her a couple songs, me miró y me dijo: okay, ahora sí te entiendo. You got my support”.

¿Y a quién no le hace feliz saber que tu mamá te cuida las espaldas? En eso Feefa es como usted y yo, y aceptó que el tener el apoyo de su vieja le quitó un peso de la espalda. “That was huge. Eso fue tan grande porque me dio el poder de decir: ‘ya no quiero trabajar, voy a hacer música, porque ahora sé que she has my back’. Y si caigo, ella me recoge. You need that. We all need that shit”.

@makeyoulookgood_

“Cuando quería quit my job, hasta mi papá, que casi no le hablo, me llama y me dice: ‘Hijo, me dice tu mamá…’ And I was like: ‘Dude pasaste casi 15 años sin hablarme, ¿y ahora me quieres decir? Pare de andar jodiendo. Usted póngase a trabajar, yo hago lo mío. ¿Usted quiere casa grande sí o no?’ Y me dice: ‘Puta, pues si es así pues sí’. Pero it was a challenge”.

Feefa cuenta también que antes de adentrarse del todo a la música, tenía tres trabajos más pasaba tiempo en el estudio. “A veces no dormía, pero ahora, y con la ayuda de la agente, monté mi estudio aquí en la casa. Pero esto no es posible without the village”.

@makeyoulookgood_

Finalmente, el músico opinó que lo que diferencia su propuesta de otras tantas que se producen a diario, es su mensaje y sonido. “No para quitarle nada a otros artistas. Yo respeto y amo lo que cualquier artista hace, esa es su historia. Pero yo he pasado cosas que sí conectan con mucha gente. Y el sonido… Yo no hago reggaetón ni trap, lo estoy cambiando. Es West Coast Latin Trap”.

You hear the Latin and you can hear the West Coast. El Daddy Yankee con un poco de Dre, con un poco de Kendrick y Sonora Dinamita, it’s all mix. It’s LA. Y si uno camina por la Alvarado street, y si pones atención a todo lo que uno escucha, hasta allá se escuchan las maracas, ya se escucha el tambor, se escucha el ritmo. En Los Ángeles hay ritmos donde quiera que uno va… Quiero resaltar las diferentes partes latinas de Los Ángeles. Además, en Los Ángeles uno puede estar en un restaurante, y hay gente de Japón, Korea, Latinos, y you’re like, fuck, tanta cultura, y ¿cómo nos podemos conocer todos? Solo la música puede hacer eso”.

@makeyoulookgood_

¿Algo que quieras añadir?”, preguntamos a Feefa, que ya había acabado su porro y estaba loco por enseñarnos lo que ya tiene listo para su próximo álbum. 

“Que somos malditos acá en Los Ángeles”, dijo de una y entre risas. Agregó: “Que sepan que no somos lo que mucha gente piensa. People think LA is about gang banging and all that shit. Y sí es, pero también hay otro lado que la gente no conoce, y lo que no saben de mí es que sí vamos a romper, vamos a venir rompiendo pero con una unión para conectar a todos. Yo creo que Los Ángeles es la base para conectar al hip hop con el reggaetón. Es un trabajo duro, y yo me quiero poner en los zapatos de Ice Cube o Dr. Dre que abrieron puertas para muchos.

Tienen que saber que somos guerreros. Acá peleamos. We the West Coast and we here”.

Karla Figueroa
@LaKarlaFigueroa

Karla Figueroa

I’ve been interviewing independent & underground Latino musicians since I graduated from The Ohio State University in 2012. I do it because I don’t sing nor rap and I wish I could. I do it because I’m obsessed with Latino Culture. I do it because writing about musicians is my way of art. I do it because everyone has a story but specially artists. And I do it because, hello! I love music and through this I get to discover the best sounds ever! I'm also very involved in the MMA and Boxing industry in L.A., where I help organize fights. Oh, and I created PELEA 🤘🏽