Foto:

Para muchos el primer día de la próxima temporada de la NBA comienza con el primer juego de la liga. Sin embargo, aquellos que son más “hardcore” entienden que la verdadera novela comienza con los fichajes de la Agencia Libre y más cuando importantes piezas se encuentran en la lista.

La contratación de los jugadores de la NBA es un arte… Pese a ser movimientos complejos, para los fanáticos suele ser una transición completamente invisible que se resume en un “Firmó con X o TAL equipo”. Pero, es algo un poco más difícil que eso.

Por eso decidimos dar una breve explicación sobre algunos conceptos importantes en el manejo de contratación y cómo funcionan “las firmas” de contrato, para nosotros los mortales.

Tope Salarial

Se suele escuchar mucho la palabra salario y normalmente se acompaña con el término “tope”. Una definición sencilla para el concepto es el límite que impone la NBA al gasto que pueden tener los equipos en lo que tiene que ver con dinero. La idea principal es tener un límite en la NBA, equilibrar la balanza y mantener la “competitividad”.

El tope también se impulsó para evitar gastos excesivos por parte de los dueños de equipo y poder cumplir con los compromisos establecidos, en cuestión de finanzas.

Algo a destacar es que el “Salary Cap” cambia en cada temporada. Es decir, si en una temporada se gana más dinero que en la anterior, el tope salarial sube, permitiéndole un margen más amplio a los equipos para gastar. Además, los equipos pueden sobrepasar el limite pero tendrían que pagar un impuesto de lujo (el cual merecería una publicación completa).

Cuando se acaba un contrato de jugador, ¿pueden firmar con cualquier equipo?

Para contestar esa pregunta debes visualizar dos vías: contratos para “rookies” y contratos de agentes libres o restringidos.

El jugador novato o los que lleven poco tiempo en la liga suelen ser aquellos que están restringidos. Es decir, que no tienen libertad para la contratación por qué el equipo tiene derechos reservados por contrato. Además, el equipo que tiene al jugador puede tantear sobre ofertas que pueda hacer otro equipo, más bien, pueden igualar las ofertas. Para los rookies hay otros conceptos que se pueden aplicar, como la oferta calificada, entre otros.

El agente libre restringido, es aquel que cuando termina el contrato, el equipo tiene la oportunidad de obligarlo a permanecer con ellos igualando ofertas.

Los agentes no restringidos, son aquellos los que se ven en la libertad total de decidir a que equipo irán. Este tipo de agente puede reestructurar su contrato en último año con hasta cinco años de contrato, con el mismo equipo. En caso de cambiar, solo podría ser por cuatro años de contrato.

Contrato Máximo

Este ha sido uno de los términos que más hemos escuchado en la liga últimamente. Esto se refiere a otra forma de controlar gastos en la liga (igual que el tope salarial). Si existe la escala de novatos y el salario mínimo, pues debe existir un máximo para aquellos jugadores sobresalientes. Obviamente se refiere a lo más que puede ingresar un jugador.

Para determinar el contrato máximo funciona en base a los años del jugador en la liga y un porcentaje establecido por la liga para saber cuál será ese máximo a discutirse. Además, hay varios incentivos que ayudan a los próximos contratos máximo de la liga. El contrato máximo también va atado al tope salarial del equipo.

En términos de ejemplo, un jugador puede llevar varios años en un equipo, y es agente libre, por lo que si le ofrecen un contrato máximo puede aceptarlo y recibir el limite salarial establecido por el porcentaje que está en su año. Además puede gozar de incentivos y excepciones. Otras consideraciones debe ser el tope salarial. Existen muchos ejemplos de este concepto, en el que destacan el contrato de Gordon Hayward con Boston.

 

Hayward y Boston

Hayward terminó siendo un agente libre después de siete años con Utah. Boston presentó interés en la firma del jugador con un contrato máximo. Al tener siete años en la liga se acoge al 30% del límite salarial (establecido por la liga) lo que le permitía tener un contrato por poco más de $29 millones por año, por cuatro años. Sin embargo, a ese 30% se le añadió un incentivo del 5%, por lo que Boston termina ofreciendo $127.8 por cuatro temporadas.

Aunque todos sabemos el desenlace, la historia fuera otra sí se hubiera quedado en Utah. Pues tendría el 8% de “Full Bird” (incentivo para agentes libres que no se van de su equipo) y hubiera recibido poco más de $175 millones, y al ser con el mismo equipo, fuera por cinco años de contrato.

Esta cuestión de los contratos y manejos de ellos en la NBA parece un tanto complejo. Sin embargo, solo se debe saber que beneficios o límites se imponen durante cada uno para saber cómo se trabajan.

Hay muchos más conceptos interesantes sobre los temas de salarios y contratos de la NBA, pero con estos podrás debatir con tus panas con términos más certeros y sin temor a fallar.

Luis Daniel Hernández

Periodista con sobre cuatro años de experiencia. Disfruto de un buen café mientras hablo de tecnología, deportes, películas y más. Soy actual estudiante de Maestría, bloguero, geek y #TeamApple.